CIBERC: Calidad Certificada

Renovación – Ampliación: ISO 9001:2015 

Otorgamiento ISO 27001 :2013

CiberC continúa fortaleciendo sus procesos de calidad permanentemente a través de la certificaciones nacionales e internacionales para el buen desarrollo de su misión y visión de negocio. Contamos con un sistema de gestión de calidad (SGI), que abarca un conjunto de normas y estándares internacionales que, interrelacionados entre sí, promueven el cumplimiento de los requisitos de calidad en una organización.

Se nos ha otorgado la renovación de la certificación ISO 9001 del 2015. Esta certificación, ofrece niveles más altos de satisfacción del cliente. La norma ISO 9001 se basa en el principio de mejora continua. El estándar permite a las empresas definir qué debe ser un producto de calidad y cómo deben satisfacerse las necesidades de los clientes. Así, proporciona a las empresas el marco para revisar periódicamente si se satisfacen estas necesidades, con el objetivo de una mejora continua.

Como logro de final del año 2020, hemos recibido la Certificación ISO 27001, que permite mantener la confidencialidad de la información. Es uno de los principales estándares internacionales para la gestión de la seguridad de la información, lo que ofrece la capacidad de proteger la información bajo un sistema de gestión que cumple a cabalidad con la norma internacional.  La información confiere valor y prestigio a una empresa siempre que se gestione de la forma adecuada, ya que de lo contrario puede generar desconfianza en clientes y proveedores e incluso incurrir en multas, sanciones y problemas legales.
Los beneficios, entonces, se ven reflejados en los resultados positivos a mediano y largo plazo en nuestra Empresa. Ahí radica la importancia de implementar y certificarnos, más allá de que constituya un reto perfeccionar los procesos para cumplirlo.

Contar con un Sistema de Gestión Integrado ofrece grandes beneficios para nuestra compañía a nivel regional:

Generar mayor eficiencia. Las empresas con un SGI tienen el objetivo de maximizar la eficiencia y la calidad de sus procesos. Establecen pautas para ser seguidas por todos los empleados con el fin de llevar a cabo procesos comerciales y capacitaciones más sencillas y menos agotadoras en términos de tiempo o gasto financiero. 


Estimula la moral de los colaboradores. Las funciones claras y definidas, los sistemas de capacitación establecidos, así como una clara comprensión de cómo sus roles afectan la calidad y el éxito del negocio, son propios del enfoque de un SGI. Este busca que los empleados estén motivados y satisfechos, ya que así se desempeñarán adecuadamente en la organización.

 
Ofrece reconocimiento internacional. Al implementar este sistema, nuestra compañía parecerá digno de confianza. El objetivo de muchas empresas es exportar a nivel internacional, y la acreditación ISO contribuirá en gran medida a establecer la credibilidad en el ámbito comercial internacional. 
Mejora la gestión de procesos. Los directivos pueden aprender qué mejoras son necesarias en un negocio a través de un sistema de documentación y análisis. Este es un procedimiento cuidadosamente planificado e implementado, que garantizará la toma de decisiones correctas para el negocio y la eliminación de los riesgos de cualquier error costoso.