Como prepararte para una video conferencia

1. Prepárate con anticipación para la videoconferencia

No te conectes en el último segundo, accede a tu cuenta de antemano y comprueba que todo funcione bien, de esta forma, si te encuentras con algún problema, podrás resolverlo con tranquilidad. Y si estás usando un portátil o smartphone, no está de más que revises que la batería está cargada antes de que empiece la llamada.

2. Lo primero: silenciar el micrófono

Acuérdate de silenciar el micrófono cuando no estés hablando. El ruido de fondo puede entorpecer la concentración.

3. Asegúrate de tener una velocidad de conexión decente

A veces olvidamos la cantidad de dispositivos domésticos que están conectados a Internet y que, con lo cual, consumen ancho de banda. Por lo que nos sorprendemos cuando, en un momento crucial, el sonido se corta y la imagen se pixela.

La conexión mediante cable Ethernet generalmente es superior a la señal de wifi, sobre todo si hay algunas paredes de por medio entre tú y el router, y el ambiente está saturado de las redes de los vecinos.

4. Conoce los ajustes y las funciones

Si no estás familiarizado con la aplicación que vas a usar para llamar y debes organizar una conferencia, invierte algo de tiempo en estudiar los ajustes de la aplicación. Si no quieres que tu teleconferencia se vea interrumpida de esa forma, avergonzándote y obligándote a ofrecer disculpas.

5. Un aspecto presentable

Cuando hagas videoconferencia, asegúrate de llevar un atuendo decente. Para no cometer errores, simplemente compórtate y muéstrate como lo harías en una reunión cara a cara.

Por cierto, la tecnología actual puede ayudarte: algunos servicios de videoconferencia te permiten ocultar un entorno poco halagador rodeándote con un fondo virtual. Para ellos visita nuestras piezas corporativas de CiberC

Pero debes tener en cuenta dos cosas: (a) esto puede afectar a la velocidad, sobre todo si tu ordenador no es muy potente; y (b) la tecnología tiene sus límites. Por tanto, nuestro consejo es que experimentes con las diversas configuraciones y opciones, pero no 2 minutos antes de que comience la llamada, sino una hora o incluso un día antes. Así sabrás cómo se verá todo y evitarás momentos incomodos.