La ergonomía para el trabajo desde casa, tips y recomendaciones para mantener una buena salud

En el riesgo ergonómico confluyen varios elementos claves que debemos tener en cuenta y controlar para prevenir lesiones y enfermedades asociadas. Aspectos como la posición del cuerpo, la iluminación, las conexiones eléctricas y los elementos disponibles para trabajar desde casa, hacen parte de los factores que debemos observar.

Existe una relación constante entre la zona lumbar, la pelvis, los pies, las manos, los antebrazos y los ojos que se evidencia en el día a día cuando se trabaja en un escritorio de frente a un computador.

Por factores tales como la pandemia por covid-19, este escenario se ha trasladado de las oficinas a los hogares, por lo que es importante tener en cuenta algunas recomendaciones básicas para mantener la ergonomía y evitar enfermedades laborales.

Ante esta situación, es posible que no se cuenten con los elementos necesarios para lograr las posiciones ideales para trabajar de manera segura, así que es importante conocer algunas recomendaciones para mejorar el ambiente de trabajo y evitar accidentes, desarrollo de enfermedades, dolores osteomusculares, incomodidad o incluso alteraciones de la salud mental.

A continuación, compartimos algunas recomendaciones útiles para prevenir lesiones o enfermedades asociadas al riesgo ergonómico en el trabajo en casa:

Punto de contacto: cabeza – pantalla

  • Visual: se recomienda mantener una línea de visión paralela al plano horizontal, manos relajadas sin extensión ni desviación lateral, ni puntos de presión de las muñecas con el borde de la mesa.
  • Para la zona lumbar y pelvis se sugiere tener la espalda recta y apoyada en el espaldar y no sentarse en el borde de la silla.
  • Los pies deben estar apoyados en el piso o en un reposapiés con un ángulo de 90 grados.
  • Se recomienda tener una señal de internet estable, fondo de pantalla claro y letra oscura.

Uso de otros dispositivos:

  • Para uso de celular, se recomienda mantener el cuello, la cabeza y los brazos en una postura natural. Usar audífonos o manos libres. En caso no contar con estos elementos al momento de reuniones o llamadas, alternar su uso en cada oído y por tiempos cortos.
  • Para uso de tabletas es ideal hacer uso de la aplicación de teclado digital, alternar el uso de todos los dedos y usar aplicaciones de dictado por voz.

Iluminación:

  • La mayor parte de la luz debe caer sobre el material o los objetos con los cuales estamos trabajando.
  • Para la iluminación artificial se recomienda el uso de iluminarias tipo LED.
  • Coloque las pantallas de visualización de datos de forma perpendicular a las fuentes de luz.

Ambiente sonoro:

  • En la medida de los posible, ubicar su área de trabajo en un área aislada (cerrar la puerta).
  • Utilizar audífonos para teleconferencias y reuniones. Úselos a un volumen bajo y haga pausas en su uso.
  • Realice limpieza diaria de los audífonos, guárdelos en un lugar limpio y procure no compartirlos con más personas.

Organización de trabajo:

  • Defina claramente su jornada laboral, objetivos y tareas diarias a desarrollar.
  • No esperar a sentir fatiga muscular o cansancio para tomar una pausa o cambiar de postura. Mínimo se debe cambiar de postura cada hora y media.
  • Realizar pausas activas todos los días, por lo menos 10 minutos en la mañana y 10 minutos en la tarde.

Todos los aspectos de nuestro lugar de trabajo son muy importantes: la luz, el sonido, los dispositivos que usamos para comunicarnos, la ventilación, entre otros. Los invitamos a no descuidar estos elementos y seguir las recomendaciones. De esta manera podemos mantener el confort y prevenir lesiones o enfermedades que más adelante pueden llegar a ser difíciles de tratar.