Pequeñas Empresas: ¿Cómo planear una estrategia de trabajo híbrido?

Seguramente estamos inquietos, ansiosos y hasta emocionados por regresar a la oficina, convivir de nuevo con nuestros equipos y sobre todo, queremos conocer cómo será la nueva experiencia de trabajo dentro de la oficina, pero ¿Se ha preguntado si su oficina está lista para recibir a sus colaboradores?

Si bien para muchos el trabajo remoto ha sido todo un éxito en términos de productividad y ahorro de costos, es una realidad que la mayoría de los empleados ya desea volver a la oficina. Sin embargo, es importante preguntarse 2 cosas:

  1. ¿Necesitamos volver a la oficina?
  2. ¿Estaría bien volver a la oficina?

La respuesta a estas 2 preguntas es diferente, ya que en la primera recomendamos tener muy claro aquellos usuarios que requieren de los recursos de la oficina para realizar su trabajo o bien aquellos que tengan dificultades para trabajar desde casa.

La segunda refiere mayormente echan de menos el compañerismo y la creatividad que se genera mediante el trabajo en equipo. Por esto, será importante mantener un equilibrio entre el trabajo remoto y el trabajo en oficina.

Por otro lado, es importante equilibrar el costo entre una vuelta a oficina rápida y una vuelta a oficina segura. Las inversiones más probables para un regreso a oficina seguro pueden caer en:

  1. Campañas de concientización de lavado de manos frecuente y distanciamiento social.
  2. Mecanismos de información y capacitación.
  3. Control de temperatura.
  4. Registro y rastreo de contactos.
  5. Barreras entre áreas de trabajo y desinfección de utilería en general.

Las consecuencias de equivocarse en cualquiera de estas pueden ser muy caras. ¿Se ha preguntado cuál es el costo de tener un solo caso positivo de COVID dentro de la oficina y no contar con los mecanismos de rastreo y capacitación correspondientes? Esto puede llevarlo desde enviar a todos los empleados de vuelta a casa hasta fuertes penalizaciones por incumplimiento de un espacio de trabajo seguro.

La experiencia en la oficina debe transmitir una sensación de seguridad y bienestar a los empleados y visitantes, y lo mejor es que puede tener mejoras importantes en esta experiencia y generar un espacio de trabajo de confianza mediante pequeñas mejoras en su infraestructura de tecnología existente

Para este fin, es importante definir:

Estado actual del espacio de trabajo, de tal manera que se garanticen las políticas de seguridad y sanidad básicas para generar confianza.

Estado deseado del espacio de trabajo, de tal manera que identifique los espacios sobre y subutilizados para adecuarlos que sean espacios funcionales para el trabajo híbrido y proveer la confianza de su marca.

Estado de visión futura, en la cual la experiencia de sus colaboradores y sus visitantes se ve impactada de una manera inspiradora para potenciar las capacidades de todos.

Un mapa de ruta para lograr dichos estados pudiera ser:

Colaboración fluida con control de la capacidad de ocupación del inmueble.

Información de densidad social y proximidad con rastreo de contactos y adecuación de espacios de trabajo.

Supervisión de activos e instalaciones para proveer experiencias sin contacto y automatizando los procesos de comunicación de desinfección de espacios de trabajo.

Espacios de trabajo inteligentes digitalizando todos los espacios de trabajo para promover y potenciar el trabajo híbrido.